Saltar al contenido

¿Cómo Podar un Árbol Correctamente?

¿Cómo podar arboles y ramas correctamente?

Todos queremos que nuestros arboles crezcan fuertes, saludables y bien cuidados. Un jardín poco cuidado es un reflejo de nuestro interior, por eso, para identificar y quitar ramas dañadas, fomentar el crecimiento de sus plantas y árboles u otorgarle distinción a nuestro jardín que a todos maraville e impresione, es necesario tener las herramientas correctas con la técnica indicada, además de saber cómo podar un árbol correctamente.

¿Qué detalles tomar en cuenta al podar árboles?

Todas las artes obedecen a un proceso, en el caso de la poda no hay diferencia. Más que una lista de pasos, son ciertos puntos de focos para determinar que se debe podar y que no, y como encausar la labor.

Lo primero será observar el árbol y con la imaginación, determinar la forma final que debe tener el árbol, así empezaras a visualizar cuales son las áreas a remover. En dicha observación debe diferenciarse las ramas principales estas, aunque se pueden reducir si están dañadas, jamás se deben remover, pues compromete la estabilidad de su estructura.

La poda de los árboles

Al empezar a eliminar, se debe empezar por las ramas que no estén sanas, seguido de los lugares donde exista aglomeración, pues se debe prever la correcta respiración, así también se eliminan las ramas que crezcan en dirección al centro del árbol. En el espacio que se va a desarrollar la planta se eliminan cualquiera que pueda causar un accidente, y se le va dando la forma que se desea cortando las ramas que este en ángulos distintos a la forma.

Nunca se debe podar más del 25% de las ramas de un árbol, pues la poda deja expuesta al remover la corteza, y esto puede hacer que se infecte con hongos y alimañas. Recuerda que al acabar siempre limpia y desinfecta tus herramientas pues cuando están sucias ya que es otra forma de propagación de infecciones.

¿Cuándo debería podar mis árboles?

En términos generales, se le denomina comúnmente, temporada de poda entre finales de otoño y principios de invierno, ya que en esta época el árbol pierde menor cantidad de savia y las posibilidades de que la herida se infecte con hongos e insectos es mucho menor. Un indicador general es cuando el árbol pierde todas sus hojas, pues entra en periodo de dormancia hasta principios de primavera, pero en cualquier época del año si una rama es dañada lo mejor es removerla.

Hay excepciones en los árboles de la primavera, como por ejemplo el aromo, ciruelo de flor, durazno de flor, jacarandá, el árbol de Judea, ya que estos es mejor podarlos hasta después de la floración.

Podar setos

¿y las plantas?

Naturalmente las plantas no requieren poda, a diferencia de los arboles los cuales deben ser podados cuando el invierno se acerca, las plantas por otra parte se podan por salud, estética y mantenimiento, es decir se podan en el caso que ramas empiecen a infectarse para evitar propagación, para darle forma estética y presentación y como mantenimiento adecuado se debe observar constantemente durante su crecimiento.

En el caso de plantas perennes debe cortarse constantemente, se sugiere que se justo antes de la temporada de crecimiento y como todas las plantas se debe estar pendiente de las hojas o ramas marchitas ya que esto le resta poder a la planta para su crecimiento.

¿Por qué se podan los árboles?

Los motivos para realizar la poda son muchos, entre los principales se encuentra la fortaleza del árbol, las áreas dañadas o poco producentes, siguen demandando energía del árbol lo que lo debilita. Otra parte fundamental el por el saneamiento de la planta, para mantenerla saludable es necesario que se le proporcione las medidas adecuadas.

En el caso de los árboles frutales aumenta la resistencia mecánica para la distribución del fruto, permite que la iluminación llegue correctamente a cada área y contribuye a que el aire circule con fluidez y la respiración sea la adecuada.

Cada planta posee su propia presentación, la poda estética favorece el proceso de formación natural y el desarrollo de la forma adecuada del árbol y su interacción con el medio físico. Podar para darle forma a árbol evitara que la planta obstaculice, o incluso que tenga contacto con el servicio eléctrico, esto es fundamental sobre todo en el caso de los árboles en espacios públicos.

En el caso de la poda de verano para los arboles florales promueve el crecimiento, desarrollo y embellecimiento, estimula a la planta a desarrollarse, aunque en este caso es fundamental evitar cortar la vegetación vieja.

La poda aumentara el periodo de vida de los árboles y plantas, cuando se realiza bajo el criterio adecuado, pues podar un árbol ineficientemente ocasionará daños más intensos que incluso no podar.

Como cortar los arboles frutales

¿Qué herramientas debo usar para poder podar correctamente?

Inmediatamente al pensar en herramienta ya sumamos ideas a nuestras manos, sin embargo, no es lo primordial, a la hora de realizar la actividad de podar, lo más importante es el equipo de protección personal. Las gafas de protección son fundamentales pues el mayor riesgo al cortar es que se introduzcan elementos la zona ocular, siempre acompañado con guantes de tela o carnaza, además de proporcionar seguridad en tus manos al trabajar con objetos filosos, permite conservarla ante la fricción de las herramientas y proteger a la planta de bacterias características en nuestras manos. Si se cortan ramas elevadas no está de más incluir un casco y proteger la cabeza de cualquier parte que pueda caer.

Ahora, previendo la seguridad, en tu equipo debe existir varios tipos de tijeras para podar, depende del grosor de la rama necesitarás determinada herramienta, entre segadoras y de yunque, para ramas, arbustos, césped o flores, con el tamaño adecuado para la actividad, las tijeras ideales dependerán del tipo de vegetación. También a tu equipo debes incluir cizallas, y cierras para las ramas más gruesas y no puede faltar una buena escalera u opciones telescópicas de tus herramientas.

Se recomienda tener por lo menos una de cada una de las herramientas y siempre mantenerlas limpias para evitar infectar a tus plantas.